Íñigo Urquía

Periodista

La crispación política envenena el Foro Ermua

leave a comment »

Rajoy y Buesa

“Han hecho lo posible por echarme y al final lo han conseguido”, confiesa Mikel Buesa a ADN.es. “Durante mi etapa al frente del Foro Ermua no estuve presionado ni influenciado por ningún grupo político. ¿Lo que vaya a ocurrir ahora, a partir de mi marcha? Habrá que verlo”, señala el ya ex presidente de este grupo.

Las diferencias ideológicas y las aspiraciones electorales de algunos de sus simpatizantes casi resquebrajan a la plataforma cívica. De hecho, este organismo vive desde hace dos semanas una crisis que ni siquiera la elección de una nueva Junta Directiva ha logrado cerrar por completo.

Las tensiones entre la facción de la Junta Directiva más cercana al PP, encabezada por la vicepresidenta Inma Castilla de Cortázar, y el frente centrista de Buesa han terminado por descoser la unidad del movimiento.

“Organización independiente”

Unidad, Progreso y Democracia (UPD), el proyecto de Rosa Díez, sedujo al ex presidente Mikel Buesa, quien anunció el 6 de septiembre su incorporación al nuevo partido político impulsado por Basta Ya. De este modo, Buesa anuncia su adhesión a UPD, aunque sin abandonar sus críticas al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por negociar con ETA.

Rosa Diez

No obstante, la marcha de Buesa levantó suspicacias en el seno del Foro y varios miembros de su Ejecutiva consideraron que la participación del entonces presidente en la campaña electoral era incompatible con la presidencia de la asociación. Castilla de Cortázar resaltó además que este organismo “va a ser siempre lo que ha sido: una organización suprapartidista e independiente”.

Entre el PP y UPD

Ya el 7 de septiembre, Buesa aseguró que no abandonaría el cargo. “Todo este revuelo no es más que el producto de los intereses lamentables de Castilla de Cortázar y de su vinculación con el PP”, aseveró entonces Buesa, que ha llegado a afirmar que el Foro “quiere ser un instrumento del PP”.

En cualquier caso, conviene recordar que las palabras de Buesa también pueden ser interpretadas en clave electoral, máxime tras la estrategia de desprestigio llevada a cabo por el PP contra UPD. En otras palabras, Buesa y los suyos necesitaban defenderse y lo hicieron contraatacando.

Pese a ello, la beligerancia de Buesa contra el PP le granjeó varios enemigos dentro de la Junta Directiva del Foro. De hecho, los líderes de este organismo más cercanos a las tesis populares le exigieron que rectificara, a lo que Buesa hizo oídos sordos.

Ese silencio precedió a la determinación de la Junta de pedir la dimisión del presidente, pero Buesa tampoco accedió. Como represalia, la Junta renuncia en pleno el 13 de septiembre.

Salida en falso

Esta actuación, justificada ante la búsqueda de independencia, contrasta con el silencio de la institución cuatro meses antes, cuando Buesa se integró en la lista del PP al Ayuntamiento de Vitoria para las elecciones municipales del 27 de mayo. La ausencia de abandonos entonces ha disparado las acusaciones de partidismo contra el Foro de Ermua.

Ezkerra

Este organismo inicia así un proceso de reflexión interna y silencio mediático, de espaldas a Buesa, un periodo que concluyó este domingo con la elección por parte de la Asamblea General del Foro de Iñaki Ezkerra como nuevo presidente. Además, se reelige a Castilla de Cortázar como vicepresidente y se nombra como vicepresidente segundo a Jon Juaristi.

De este modo, la dirección -que incorpora a nombres como Hermann Tersch– consigue un carácter de marcada ortodoxia popular. No obstante, fuentes cercanas a este movimiento resaltan que con el cambio de nombres se consigue una homogeneización del Foro y establecer nexos comunes con las tesis del PP.

“El Foro tiene las cosas claras: la defensa de una España como nación de ciudadanos y de las libertades de todos los españoles, a las que se opone el terrorismo nacionalista. La convergencia con el PP ha sido fruto de la conjunción de idearios, bien explícita en la denuncia de la torpe política antiterrorista del PSOE”, señala el historiador Fernando García de Cortazar, uno de los que se han incorporado a la nueva Junta.

Penúltimo capítulo

Sin embargo, tampoco se ha cerrado la crisis con la nueva Junta y Mikel Azurmendi ha vuelto a protagonizar una disputa epistolar con Rosa Díez en las páginas de ABC.

Pese a ello, García de Cortazar resta importancia a la situación. “Creo que se ha dado una imagen de división que no se corresponde con la realidad de un Foro que ha celebrado su Asamblea y la elección de una nueva Junta Directiva sin hostilidades, ni especiales fricciones”, declaró a este periódico digital.

En este contexto, parece claro que la cercanía de elecciones en 2008 ha puesto a cada frente del Foro en su lugar: por un lado los simpatizantes del PP y por el otro los centristas, muchos de ellos aglutinados dentro del espíritu de UPD.

En cualquier caso, el intercambio de opiniones entre Díez y Azurmendi sólo constituye el penúltimo capítulo de una historia todavía no cerrada, que amenaza con continuar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: