Íñigo Urquía

Periodista

Cómo saltar del escaño a las causas sociales

leave a comment »

El todavía presidente del Congreso, Manuel Marín, ha avanzado en su Ciudad Real natal que abandonará la política activa al final de la legislatura. Marín ya había mostrado su intención de no seguir en el cargo, pero su anuncio de este jueves pone el punto final a tres décadas de vida política “sin vocación”.

Este socialista ha renunciado a encabezar la lista del PSOE por Ciudad Real en las próximas elecciones generales para embarcarse en una nueva aventura. Su admiración por el ex vicepresidente de EEUU, Al Gore, paladín de la lucha contra el cambio climático, le ha llevado a confirmar que enarbolará esta bandera desde la docencia universitaria.

Al Gore

“Es el gran reto de la sociedad en el siglo XXI y un asunto que me preocupa desde hace tiempo”, ha aseverado durante su despedida.

De este modo, Marín se sube al carro de los altos cargos que apuestan por causas sociales, un fenómeno que ya vivió el ex presidente de la Generalitat catalana, Pasqual Maragall con su lucha contra el Alzheimer, enfermedad que él mismo sufre.

La bandera verde

Gore acaudilla la corriente de políticos pasados a activistas ecológicos o humanitarios. El estadounidense, que inició su carrera en 1976 como congresista y senador, fue la mano derecha del presidente Bill Clinton entre 1993 y 2001. Gore, que en 1992 publicó Earth in the Balance: Ecology and Human Spirit, en el cual plantea una revolución ecológica, firmó durante su mandato el Protocolo de Kyoto, aunque la Administración estadounidense nunca llegó a ratificarlo.

Después de los comicios de 2000, en los que George W. Bush le derrotó como candidato demócrata, Gore se aleja de Washington y pasa a convertirse en uno de los líderes ecológicos más importantes del planeta.

De hecho, el inspirador de la vocación ecológica de Marín acaba de obtener el Premio Nobel de la Paz, por su labor contra el calentamiento global.

CarterOtra persona que pisó los pasillos de la Casa Blanca, Jimmy Carter, también tomó el mismo camino: de la política a la sociedad civil. El trigesimo noveno presidente de EEUU abandonó en 1981 el ejercicio de la política activa para dedicarse a promover los derechos humanos y la democracia. En 2002 Carter fue distinguido con el Nobel de la Paz por su papel de mediación en los conflictos internacionales.

Incluso, ha llegado a ofrecerse para participar en un posible diálogo entre el Gobierno español y la banda terrorista ETA “siempre y cuando las dos partes pidan la mediación de un tercero”.

Carter, que ha pedido la eliminación de la pena de muerte para los menores en EEUU y la abolición del bloqueo económico a Cuba, coincide en muchos de sus postulados con un ex presidente de la Unión Soviética: Mijail Gorbachov.

El padre de la perestroika, también galardonado con el Nobel de la Paz, ha dedicado todos sus esfuerzos desde que dejó la política a causas humanitarias y altruistas. Además, preside la ONG Green Cross International.

MandelaLa figura de Nelson Mandela, el primer presidente de Sudáfrica elegido en democracia, pronto transcendió de la política para transformarse en un símbolo. Combatiente anti apartheid, el que fuera prisionero número 46664 durante 27 años se erigió en un símbolo de la libertad en todo el mundo.

Desde que dejó el gobierno, en 1999, el primer presidente negro de este país ha sido galardonado por su labor humanitaria. Un Nobel de la Paz, un Sajarov y un sin fin de premios avalan su trayectoria.

España no es diferente

Federico Mayor Zaragoza también se pasó a la vida real. Ex diputado y europarlamentario con el PSOE, este barcelonés fue el director general de la UNESCO entre 1987 y 1999. Desde el año 2000, Mayor Zaragoza preside la Fundación para una Cultura de Paz. Asimismo, en 2005 fue designado como copresidente del Grupo de Alto Nivel para Alianza de Civilizaciones, un organismo auspiciado por la ONU.

El ex político también es miembro del Comité de Honor de la Coordinación internacional para el Decenio de la no-violencia y de la paz, así como de multitud de organizaciones, academias y asociaciones nacionales e internacionales.

Mayor Zaragoza

Este caso no es único en España. La abogada Paca Sahuquillo, que fue diputada autonómica en Madrid, senadora y eurodiputada del PSOE, fundó después el Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad (MPDL), que ahora preside. Además, en los años 80 impulsó junto con Emma Bonino el germen de los antecedentes de las reivindicaciones solidarias de los 90, como el 0,7%.

Por último, Manuel Pimentel, ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales con el PP, rompió el carnet del partido de la calle Génova para, tras un breve y fallido escarceo político, centrar su actividad en temas de inmigración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: