Íñigo Urquía

Periodista

Al PSOE no le salen las cuentas

leave a comment »

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defenderá el martes en su discurso del debate de investidura “un programa reformista para la segunda etapa del cambio”, que los socialistas afrontan con una disposición de diálogo permanente.

Sin embargo, los contactos mantenidos entre los socialistas y los demás grupos parlamentarios apuntan a que el presidente en funciones no conseguirá los apoyos necesarios (176 votos) para investirse en la primera votación.

El PP, principal partido de la oposición, medita entre votar “no” y abstenerse en la investidura de Zapatero. El secretario de organización del PSOE, José Blanco, ha afirmado este mismo lunes que la duda que expresa el PP sobre su voto es una “estrategia” de cara a su electorado, pero ha opinado que el PP acabará votando “en contra” de Zapatero.

En declaraciones a RAC-1 recogidas por Efe, Blanco ha asegurado que en este debate el PSOE tendrá “las dos manos tendidas” hacia todas las formaciones políticas del Congreso, con un planteamiento “franco, de diálogo y de entendimiento no excluyente para todos los asuntos de país”.

El PP quiere consensos

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ofrecerá este martes a Zapatero pactos de Estado en política antiterrorista y exterior, materia territorial y protección social y pensiones, en un discurso en el Congreso en el que también hablará de economía, justicia y agua.

Durante toda la precampaña y campaña electoral el presidente de los populares había señalado que si ganaba las elecciones generales ofrecería al principal partido de la oposición cuatro pactos de Estado en política antiterrorista y exterior, materia territorial y protección social y pensiones, un ofrecimiento que reiterará mañana a pesar de no haber vencido el pasado 9 de marzo.

No obstante, Rajoy ya dijo el pasado viernes que Zapatero no se ha puesto en contacto con él en estas semanas y que, por lo tanto, ignora si quiere acuerdos de Estado o no.

Pero además de estos acuerdos, que el PP considera que han sido “rotos” por los socialistas, Rajoy también hablará de la situación de la economía, de la justicia y de la sequía. Fuentes populares han señalado que será en estos tres asuntos en los que el presidente del Partido Popular centre sus críticas a Zapatero, puesto que además se trata de unas materias sobre las que versan las principales iniciativas presentadas por el renovado grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados.

Es previsible, según esas mismas fuentes, que el líder del PP recurra a hablar de la importancia de atender a los problemas reales de los ciudadanos, como son, además del agua y la economía, la inseguridad ciudadana y la inmigración.

La intervención de Rajoy tiene especial importancia ya que, aunque irá dirigida al presidente del Gobierno, se mirará con lupa por las bases del PP después del malestar y del descontento que ha provocado entre varios diputados los últimos nombramientos sobre el grupo parlamentario popular en la Cámara Baja.

No obstante, fuentes populares aseguraron a Efe que el PP es la oposición y que actuará como tal.

Los dos grandes nacionalistas

Por su parte, CiU decidirá si se abstiene o vota contra la investidura de Zapatero como presidente del Gobierno en función de los “grados de compromisos públicos” que el líder socialista asuma durante el debate.

El PNV estudia la postura que adoptará frente a la investidura como presidente del Gobierno, según han informado a Europa Press fuentes de la coalición nacionalista.

Las mismas fuentes indicaron que es “muy difícil” que el grupo de Josu Erkoreka pueda apoyar la candidatura de Zapatero a la Presidencia del Gobierno y señalaron que, en todo caso, se respaldaría “si se sentarán las bases para abordar en un futuro no lejano la normalización política de Euskadi”.

Los seis diputados del PNV tienen la llave para que Zapatero sea investido en primera votación, ya que sumados a los 169 escaños del PSOE (más los dos del BNG, que se debate entre el sí y la abstención) darían la mayoría absoluta.

Tras reunirse con los dirigentes del PSOE la semana pasada, el portavoz vasco, Josu Erkoreka, consideró que la crisis abierta por la negativa del PNV a desalojar a ANV del Ayuntamiento de Arrasate-Mondragón no debería influir en la relación con los socialistas y apostó por negociar, aunque reconoció que sería difícil aproximar posiciones tan “distantes”.

El grupo de izquierdas

ERC tampoco apoyará a Zapatero y duda entre el voto en contra y la abstención, según ha informado el portavoz de los independentistas, Joan Ridao.

Ridao ha descartado respaldar la investidura del socialista como jefe del Ejecutivo después del “bienio negro” de la última legislatura, aunque esa falta de apoyo no condiciona la posibilidad de llegar a acuerdos puntuales con el PSOE en el futuro.

Por eso, y dado el precedente de esos dos últimos años, ERC no dará “en ningún caso” su voto afirmativo en la investidura de Zapatero.

No obstante, conscientes de que el PSOE es el “mal menor”, ERC podría cambiar su inicial voto negativo hacia una abstención en la medida en la que los socialistas acepten las condiciones planteadas por el propio Ridao en la reunión que mantuvo ayer en el Congreso con los dirigentes del principal partido.

El coordinar general de IU, Gaspar Llamazares, se abstendrá en la votación, según informa en un comunicado la federación. La Comisión Permanente de Izquierda Unida ha ratificado hoy por 15 votos a favor, 6 en contra y 3 abstenciones la propuesta de Llamazares de abstenerse en la investidura del líder socialista como jefe del Ejecutivo.

En la anterior legislatura, los cinco diputados de IU-ICV apoyaron al líder del PSOE en el debate de investidura.

Llamazares ya anunció, tras la ronda de contactos emprendida por los socialistas con el resto de fuerzas parlamentarias, que su voto partiría de una “posición crítica” y se movería entre la abstención y el voto negativo.

En la reunión de la Permanente, Llamazares ha vuelto a señalar que su formación “realizará un voto crítico y, si no hay cambios en la política del Gobierno, una oposición decididamente de izquierdas” al líder del Ejecutivo.

El actual coordinador general ha comentado que los socialistas en las negociaciones no han mostrado “ninguna receptividad al giro a la izquierda propuesto por IU para la próxima legislatura”.

De hecho, el PCE cree que IU debe “reafirmar” su “política diferencial” no votando a Zapatero como presidente del Gobierno, “a menos que reconozca explícitamente cuestiones claves” como la reforma de la ley electoral, la retirada de tropas de Afganistán y la no ratificación del Tratado de Lisboa.

Pocos apoyos en el Mixto

El BNG decidirá entre el voto a favor y la abstención en el debate porque su pretensión es la de ser una fuerza política “plenamente constructiva”, ha informado su diputado Francisco Jorquera.

Aunque no hay acuerdo cerrado con el PSOE, Jorquera ha señalado que la duda entre el voto a favor y la abstención la resolverá el BNG durante el discurso de Zapatero y en función de los “gestos” que muestre hacia los compromisos que los nacionalistas gallegos quieren ejecutar en Galicia.

La portavoz de Coalición Canaria (CC) en el Congreso, Ana Oramas, aseguró que el apoyo que la formación dio a José Bono para que accediera a la Presidencia del Congreso supone “un gesto importante” y demuestra su intención de aportar estabilidad a la legislatura.

Tras su encuentro de la semana pasada con José Blanco, que valoró como “muy positivo”, la diputada canaria no especificó a los socialistas cuál será la posición que adoptará su partido respecto a la investidura de Zapatero, una decisión que el partido tomará tras escuchar su discurso y, en concreto, los compromisos que el próximo jefe del Ejecutivo adquiera con las islas.

La diputada de Nafarroa Bai, Uxúe Barkos, descartó este miércoles apoyar la investidura de Zapatero como presidente del Gobierno y ha avanzado que se mueve entre el voto en contra o una “abstención positiva” en función de la postura del PSOE en Navarra.

Por último, la portavoz de UPD en el Congreso, Rosa Díez, ha asegurado que decidirá “sin complejos” el sentido de su voto en el debate de investidura, pero ya avanzó que sólo apoyará a Zapatero si su discurso coincide las prioridades que su partido se ha marcado para la nueva legislatura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: