Íñigo Urquía

Periodista

Zapatero y Rajoy regresan con menos tensión, pero igual de enfrentados en los pactos de Estado

leave a comment »

Zapatero

El PSOE y el PP han recuperado parte del ambiente de trinchera de los pasados cuatro años y se han enfrentado de forma agria en la sesión de investidura del candidato socialista, José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, ambos líderes no se han lanzado las víctimas del terrorismo como arma arrojadiza, y además han adoptado una posición más autocrítica y conciliadora. El PP, en cualquier caso, ha dado muestras de que va a ejercer una oposición férrea en los próximos cuatro años.

Zapatero ha propuesto cuatro pactos concretos, mientras que Mariano Rajoy ha tratado de marcar sus condiciones. En la sesión de investidura de este martes, que ha vivido momentos que recordaron en parte a la anterior legislatura, los partidos minoritarios mostraron de nuevo su rechazo al creciente bipartidismo.

Rajoy, que ha anunciado que el partido de Génova 13 votará contra Zapatero, ha acusado al político del PSOE de no inspirar confianza. El líder del PP ha justificado esta “profunda desconfianza” que le inspira en “un pasado, el crédito que podemos otorgarle a su palabra y el análisis que su Señoría nos ha hecho de la situación”, antes de recordar que hace cuatro años “¡ni mencionó sus tratos con ETA!”.

Rajoy también ha intentado restar crédito a su contrincante esgrimiendo la economía; y ha afeado la “falta de rigor” de Zapatero, tanto en el “diagnóstico” como en las “soluciones” que plantea ante los problemas de la economía española.

En una dura intervención, Rajoy ha tachado de “parches” o “tranquilizantes” las medidas urgentes anunciadas por Zapatero para hacer frente a la desaceleración económica.

Pactar sí, pero con condiciones

Rajoy ha señalado que está “convencido y predispuesto” a hablar y lograr pactos de Estado con Zapatero y ha aplaudido esa “rectificación” de querer volver al acuerdo con el PP, pero le ha reclamado “conocer el camino” a recorrer.

En opinión de Rajoy, el presidente del Gobierno “parece arrepentido de algunos de sus errores y dispuesto a la enmienda”, pero por otro “muestra una inquietante obstinación en continuar por la misma senda de repetir equivocaciones”. Pese a que el “sonido de las palabras” del jefe del Gobierno sobre diálogo, entendimiento y pactos le ha “gustado”, necesita conocer sus pretensiones, fines y procedimientos para alcanzar acuerdos, zanjó.

Asimismo, el popular ha mostrado su disposición a establecer cualquier acuerdo con el Ejecutivo en contra de ETA siempre que vaya en la misma dirección que el Pacto Antiterrorista, iniciativa que ha dicho que “enterró” Zapatero “para tener las manos libres”, según Rajoy.

Por último, ha reclamado al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno un “conjunto amplio de medidas” para resolver los problemas de la Justicia, más allá del único asunto que, según él, preocupa a los socialistas: la renovación del CGPJ.

Las cuatro grandes cuestiones sobre las que Zapatero ha propuesto establecer grandes pactos de Estado son la lucha antiterrorista para acabar con la violencia de ETA, el modelo de Estado, la reforma de la Justicia y la política exterior.

Réplica y reprimenda

La contraréplica de Zapatero ha estado cargada de tensión. El candidato a la investidura se ha enzarzado con Rajoy y ha denunciado que cuestionara su legitimidad, porque los ciudadanos son quienes le han otorgado la confianza.

El líder socialista, que ha recriminado a Rajoy que en su discurso de la investidura de Zapatero no hubiera realizado “ni una sola propuesta de futuro”, ha aprovechado su respuesta para cargar con dureza contra el líder de la oposición. “Es probable que algunos piensen de otra manera, pero eso es de otro régimen político; la confianza en democracia la atribuyen los ciudadanos”, le ha recordado Zapatero, “mis credenciales son las de la democracia, más de 11 millones de votos”.

Zapatero, además, ha criticado con sorna la “coherencia notable” del líder del PP, que ha anunciado el voto en contra de la investidura cuando durante la campaña electoral dijo que, si ganaba los comicios, pediría al PSOE que se abstuviera.

Para entonces, las bancadas socialistas y populares bullían excitadas. Aplausos de unos contestados por otros y viceversa, en un ambiente similar al del pasado periodo de sesiones.

La exaltación de la Cámara Baja obligó al presidente del Congreso en la IX Legislatura, José Bono, a reprender al diputado popular Miguel Arias Cañete, primer parlamentario que recibe una llamada de atención por parte del manchego.

“Señor Cañete, no tiene la palabra y debe cumplir con sus obligaciones como diputado”, le ha dicho Bono,que ni siquiera ha activado el cronómetro que controla las intervenciones de los portavoces.

Arias Cañete y otros diputados populares han respondido entonces haciendo un gesto con la mano derecha sobre su mejilla que parecía indicar que Zapatero tenía “mucha cara”.

“Yo no descarto que haya más miembros del PP a los que les gustaría hacer este debate de investidura; me sorprende que también a usted, señor Arias Cañete”, ha afirmado Zapatero para zanjar el tema, ante el regocijo de los bancos socialistas.

Pese a ello, y aunque la sesión estuvo cargada de tensión, no se han escuchado tantos silbidos como en la pasada legislatura y tampoco se han utilizado a las víctimas de forma partidista.

Toma y daca

Rajoy, que ha estado acompañado desde la tribuna de invitados por su esposa Elvira Fernández y su hermana Mercedes, ha retomado la palabra con gran fuerza. Primero, ha indicado a la parte socialista del hemiciclo que no se alteraran, antes de reclamar a Zapatero que no malinterprete sus palabras.

El líder popular, jaleado por sus compañeros de partidos, ha puesto especial enfasis en marcar una línea roja para establecer pactos con el futuro Ejecutivo socialista. De este modo, Rajoy ha vuelto a incidir en la idea de que “los pactos de Estado deben ser acuerdos entre ustedes y nosotros en todo caso. Y si después se suman otros, mejor. Pero, condición indispensable para que podamos hablar de un pacto de Estado, y por tanto de una solución estable en el tiempo, es que estemos los dos grandes partidos que representamos al 92% por ciento de los diputados de esta cámara”, tal y como ha señalado.

Por todo ello, Rajoy ha incidido en que la responsabilidad recae ahora sobre los bancos del PSOE, antes de pedir una política antiterrorista clara. También se ha mostrado dispuesto a “hablar en serio” para alcanzar con el Gobierno pactos de Estado en torno a la política antiterrorista, el modelo de Estado, la financiación autonómica, la Justicia y la política exterior: “si usted me llama, yo iré”.

En su turno de réplica, el candidato a la investidura ha invitado al líder del PP a establecer un diálogo “inmediato y a fondo” para lograr el compromiso de todos contra ETA, para lo que está dispuesto a “redoblar esfuerzos y corregir cosas”. Zapatero también ha anunciado que planteará una estrategia nacional de seguridad “que recogerá las ideas de todos contra el terrorismo”.

Asimismo, Zapatero ha contrarrestado estas acusaciones sobre consensos y otras sobre la política hidrológica (Zapatero se ha comprometido a seguir adoptando medidas para que el problema del agua esté solucionado en todas las comunidades autónomas en 2012) o la seguridad ciudadana con vehemencia, antes de propinarle un duro golpe económico al PP, del que ha dicho que no sabe que informes maneja, “los de Montoro, Pizarro o Arias Cañete”.

Por último, Zapatero ha reiterado que el PSOE y el PP deben a los españoles cuatro años de calma, serenidad y diálogo, instando a Rajoy a unirse a esos compromisos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: