Íñigo Urquía

Periodista

Zapatero y Rajoy se enfrentan en el Congreso con la mente puesta en la segunda votación

leave a comment »

El Palacio de la Carrera de San Jerónimo celebra este martes la primera jornada del debate de investidura, que se abrirá con la exposición del programa de gobierno del candidato a la Presidencia propuesto por el Rey, José Luis Rodríguez Zapatero.

La sesión de investidura de Zapatero comenzará a las doce del mediodía, cuando uno de los secretarios de la Mesa del Congreso lea la propuesta del Rey sobre el titular de la candidatura a la Presidencia del Ejecutivo tras las reuniones que a lo largo de la semana pasada mantuvo con las diferentes fuerzas con representación parlamentaria.

Bono y Zapatero

El presidente del Congreso, José Bono, que se estrena en la Cámara, dará la palabra instantes después al candidato socialista designado para ocupar el sillón presidencial.

Entonces, Zapatero subirá a la tribuna para exponer su programa sin límite de tiempo y solicitar la confianza de la Cámara, conforme a lo previsto en el Reglamento de la Cámara Baja. Las propuestas de Zapatero se centrarán en hacer frente a la desaceleración económica y buscar la unidad frente a ETA.

Otro Zapatero-Rajoy

Ya por la tarde, tras una pausa, se reanudará el debate con la intervención de los portavoces de la oposición, de mayor a menor, quedando para el final el Grupo Socialista, que apoya al Gobierno y propone candidato.

El líder del PP, Mariano Rajoy, en su segundo debate de investidura de Zapatero, propondrá al candidato socialista pactos en política antiterrorista y exterior, en materia territorial y en protección social y pensiones, y centrará sus críticas en la gestión de la situación económica, la justicia y la sequía.

En el Congreso ambos se han enfrentado en tres debates sobre el estado de la Nación (2005, 2006 y 2007), cuyo formato es similar, y fuera de las Cortes se vieron las caras en los dos duelos televisados de la última campaña electoral.

El siguiente en intervenir será el secretario general de CiU y portavoz de los nacionalistas catalanes, Josep Antoni Duran i Lleida, al que seguirá el portavoz parlamentario del PNV, Josu Erkoreka. A última hora de la tarde o bien al día siguiente intervendrán los representantes del nuevo grupo parlamentario creado por ERC e IU-ICV más el BNG.

El portavoz parlamentario de CiU

Cerrarán el debate, ya el miércoles, las intervenciones de los miembros del Grupo Mixto (CC, UPD y Na-Bai) y del Grupo Socialista, cuyo portavoz, José Antonio Alonso, se estrena en la tribuna del hemiciclo.

Tanto como quiera

Cada uno de los grupos parlamentarios dispondrá de media hora para su exposición inicial, si bien el conformado recientemente por ERC, IU e ICV y el Grupo Mixto tendrán que repartirse esos 30 minutos entre las formaciones integrantes

Los repartos de tiempos se perfilarán en la reunión de la Junta de Portavoces, donde es previsible que el PP reclame una atención especial habida cuenta de su importancia numérica en la Cámara con relación a las demás formaciones de la oposición. También ERC-IU-ICV y el Mixto pedirán más flexibilidad dada su heterogeneidad.

El candidato propuesto tiene la opción de intervenir cuando lo considere oportuno, si bien cuando conteste individualmente a uno de los intervinientes, éste tendrá derecho de réplica por díez minutos. Asimismo, si Zapatero se decantara en un momento dado por responder de forma global a los representantes de los grupos, éstos tendrán derecho a replicarle también durante otros díez minutos.

Aún hay que decidir en qué momento del día 8 se cortará el debate, para reanudarlo la mañana del 9 de abril. Al término del debate y a la hora fijada previamente por la Presidencia del Congreso se efectuará la votación, que será pública y por llamamiento, es decir, que los diputados serán nombrados y cada uno de ellos, desde su escaño dirá en voz alta “sí”, “no” o “abstención”.

El viernes, segundo acto

En el caso de que Zapatero no obtuviera la mayoría absoluta (176 diputados), cosa que parece bastante probable al hilo de las consultas realizadas la semana pasada por el PSOE con las diferentes fuerzas de la oposición, tendrá que celebrarse una nueva votación 48 horas después, es decir, el viernes.

En esa segunda vuelta, bastará con que el candidato socialista obtenga mayoría simple, esto es, más votos a favor que en contra, lo que se conseguiría únicamente con el respaldo de los 169 diputados que conforman el Grupo Socialista.

De acuerdo con el Reglamento de la Cámara, en esta segunda votación, el candidato a la Presidencia del Gobierno podrá intervenir por un tiempo máximo de díez minutos y los grupos parlamentario por cinco minutos cada uno para fijar posición.

Una vez que el líder del PSOE obtenga la confianza del Congreso, Bono se lo comunicará al Rey a los efectos de su nombramiento como presidente del Gobierno de esta IX legislatura.

Si se confirma que Zapatero es investido en segunda votación el 11 de abril, al día siguiente, sábado, prometería su cargo ante el Rey, y esa misma jornada haría pública la lista de sus ministros.

¿Segundo en segunda ronda?

Leopoldo Calvo-Sotelo es hasta ahora el único presidente del Gobierno que, para ser investido como tal por el pleno del Congreso, ha necesitado de una segunda votación. Zapatero se someterá a su segunda sesión de investidura, y, a la vista de las posiciones expresadas por los representantes de los grupos parlamentarios, es previsible que tenga que esperar también a una segunda votación para ser revalidado en el cargo.

Calvo-Sotelo no fue elegido en las urnas, sino que sustituyó en el cargo al dimitido Adolfo Suárez. El 20 de febrero de 1981 se celebró su sesión de investidura, que necesitó de dos votaciones. Tras la presentación del programa de Gobierno y el consiguiente debate, el resultado de la primera votación de Calvo-Sotelo fue el siguiente: 169 votos a favor (UCD, 165; Coalición Democrática, 3; y 1 UPN); 158 en contra, 17 abstenciones y 6 ausencias.

El 23 de febrero, durante la segunda votación de la investidura del candidato a presidente, se produjo el intento fallido de golpe de Estado, cuando un grupo de guardias civiles al mando del teniente coronel Antonio Tejero tomaron el Congreso de los Diputados. Fracasada la intentona golpista, la sesión de investidura continuó el 25 de febrero y el candidato obtuvo la mayoría absoluta, por lo que Calvo-Sotelo fue nombrado presidente del Gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: