Íñigo Urquía

Periodista

El PP de Rajoy se enfrenta a dos meses de obstáculos hasta el Congreso Nacional de junio

leave a comment »

Los despachos de Génova 13 bullen, se agitan desde el lunes: nadie quiere que la tensión entre Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre reste apoyos al partido, aún malherido tras la derrota en las elecciones del 9-M, por segunda vez frente a José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE).

Esperanza Aguirre

El Partido Popular no admite distracciones y trata de suturar -de urgencia y a toda prisa- la herida abierta por aguirristas y rajoycistas, para que todos los focos se centren en el cónclave del PP, en junio.

El principal partido de la oposición ha celebrado en toda España, el lunes y martes de esta semana, las asambleas provinciales para elegir a los 2.540 compromisarios, que se unirán a los 485 natos de la Junta Directiva Nacional para sumar los 3.025 del XVI Congreso Nacional.

Medir las fuerzas

Las incógnitas, por el momento, parecen despejadas en lo que respecta a si finalmente Aguirre presentará una candidatura alternativa a la de Rajoy. A pesar de los guiños, faroles de tahúr y rifirrafes, ya no hay espacio para la duda. Tras el golpe en el tapete de Rajoy, en Elche, la lideresa afirmó que votará a la candidatura de Rajoy, aunque precisó no quiere “adhesiones inquebrantables”. Su homólogo valenciano, Francisco Camps llegó a Madrid como bálsamo popular y, poco a poco, los barones han ido tomando partido.

El líder gallego, Alberto Núñez Feijóo, apostó por un “debate organizado y menos ruido” e, incluso una discípula confesa de Aguirre, la presidenta del Partido Popular en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, mostró el martes su apoyo al actual líder del grupo. Mientras la ex consejera de la ex presidenta del Senado se ponía al lado del gallego barbado, la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, tiraba una estocada a Aguirre y luego escondía el florete, y los chicos de AguirreFrancisco Granados, Juan José Güemes, Ignacio González– trataban de quitar hierro a la polémica y juraban fidelidad a su presidenta.

Camps y su homólogo murciano

El mismo día en el que el PP catalán se fracturaba en tres partes (Alberto Fernández Díaz, Daniel Sirera y Montserrat Nebrera pugnarán por el cetro), una voz muy cualificada dentro del PP, su presidente fundador, Manuel Fraga, reprendía a Aguirre por su actitud belicosa, pero la presidenta madrileña volvía al campo de batalla con una carga de profundidad: “Lo de la mordaza conmigo no va”, sentenció.

De hecho, Aguirre se ha mostrado este miércoles a favor de que se celebren elecciones primarias dentro del PP para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno en 2012, en un partido al que se le criticó la elección a dedo de Rajoy por parte de José María Aznar.

Los avales necesarios

Estas asambleas para escoger compromisarios se han celebrado justo dos meses antes del Congreso, que tendrá lugar los días 20, 21 y 22 de junio en la Feria de Valencia y al que, de momento, sólo Rajoy ha presentado su candidatura para la reelección.

La Andalucía de Javier Arenas (con más de 400 representantes), Galicia, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana (con entre 300 y 200 compromisarios cada autonomía), y Murcia (con casi un centenar) son los principales bastiones del actual Partido Popular, y Rajoy ha conseguido un respaldo casi unánime en estas zonas.

Tras este proceso, el PP ha abierto un plazo de impugnación de 48 horas y, el viernes 25, el partido tomará su decisión final. A partir de ese momento, la musculosa maquinaria popular se pondrá en funcionamiento, con la mirada puesta en la última semana de junio.

Los miembros de las tres mesas (de estatutos, política y económicas) ya trabajan para elaborar sus ponencias, y podrán entregarlas al Comité Organizador antes del 12 de mayo. Al día siguiente el PP remitirá los textos a todos los compromisarios, que tendrán hasta el 26 de mayo para introducir cambios o eliminar ideas de estos documentos.

Si se presentan enmiendas, éstas podrán ser asumidas e incorporadas al documento, y -si no hay consenso- pasarán directamente para su debate en comisión, ya en el Congreso Nacional.

Las primarias como amenaza

Por el momento, el PP de Madrid ya ha anunciado que presentará una enmienda a la ponencia de estatutos para rebajar al 10% los avales que son necesarios para poder presentar una candidatura. Los actuales Estatutos del grupo de Génova 13 estipulan que cualquier candidato que quiera presentar una lista necesita el apoyo de al menos 600 compromisarios, es decir, un 20% del total.

Al cónclave de junio asistirán un total de 3.025 delegados y la Comunidad de Madrid cuenta con 208 de los 2.540 electivos. Por lo tanto, si Aguirre decidiera sorprender y optar a la presidencia del PP tendría que buscar apoyos en otras provincias, para así poder reunir las 600 firmas. Esta tarea resulta difícil porque, aunque el voto es secreto, los barones territoriales pueden presionar para influir en el sentido del voto de los representantes elegidos en sus autonomías.

Los elegidos son, sobre todo, cargos y dirigentes del partido, alcaldes, concejales y diputados. Cualquier militante puede ser compromisario pero salvo en aquellas zonas donde hay luchas internas los elegidos son mayoritariamente personas cuya elección ha sido sancionada por el aparato del partido.

Otra de las enmiendas de esta agrupación autonómica será suprimir el mínimo de seis compromisarios que se asigna a cada provincia (salvo Ceuta y Melilla, donde el mínimo es de tres, en tanto que Baleares y Canarias cuentan con un mínimo de entre uno y cinco compromisarios) por entender que de esta manera se “perjudica” a las autonomías uniprovinciales como Madrid, según fuentes populares consultadas por Europa Press.

Junto al mínimo provincial, el resto de delegados se eligen atendiendo en primer lugar a la afiliación (un 75%) y, en segundo lugar, al porcentaje obtenido en las últimas elecciones generales (un 25%). Aunque la dirección nacional ya ha subrayado que el criterio de distribución no ha cambiado desde que se aprobó en 1990 en el X Congreso Nacional, el PP madrileño no esconde su malestar por el reparto de delegados, ya que considera que se prima a aquellas comunidades más numerosas pese a que sus resultados en las urnas no hayan sido buenos.

Estas cuestiones contribuirán a crear un clima de tensión en el seno del PP durante el mes de mayo, con peticiones de primarias y la sombra de Aguirre planeando sobre el Congreso Nacional. Las fricciones internas se extenderán hasta el mismo Congreso, ya que cualquier afiliado que tenga los avales necesarios y decida dar un paso adelante tendrá como fecha límite el inicio de este cónclave.

Todos a sonreír

Ya en verano, las miradas de los militantes del PP se desplazarán hacia el Congreso Nacional, que tendrá lugar los días 20, 21 y 22 de junio. Rajoy ha decidido premiar a la Comunidad Valenciana y a Murcia por sus buenos resultados electorales del pasado 9 de marzo eligiendo la ciudad de Valencia como sede. Además, el murciano Ramón Luis Valcárcel preside el Comité Organizador.

El Comité también está integrado por el secretario ejecutivo de Organización del PP, Sebastián González, y el secretario ejecutivo de Comunicación, Gabriel Elorriaga, como vicepresidentes, el diputado por A Coruña, Arsenio Fernández de Mesa, como secretario y el gerente nacional del PP, Luis Bárcenas, como tesorero.

Los vocales serán José María Arribas, Tomás Burgos, Pilar Busó, Santiago Gómez, Valentina Martínez, Alfonso Serrano, Álvaro Moraga, Sergio Ramos, Carmen Díaz Bustamante, Pedro Viñarás, Marilar de Andrés, Juan Naranjo, Valle Ordóñez, Ricardo Tarno, Alfonso Bosch, Carlos Cuevas, María Salom, Ramón Moreno y María Eugenia Martín Mendizábal.

La cita comenzará con la lectura del informe de la pasada ejecutiva, a cargo del secretario general Ángel Acebes. Los populares han acordado que el Congreso esté presidido por una mesa, compuesta por un presidente, dos vicepresidentes, un secretario, dos secretarios adjuntos, nueve vocales, un miembro de la comisión organizadora y un miembro del Comité Nacional de derechos y garantías.

En la reunión se presentarán y debatirán tres ponencias: de estatutos, política y económica. Los representantes de la ponencia sobre estatutos serán el secretario general del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, la presidenta del PP de las Islas Baleares, Rosa Estarás y el presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Los ponentes designados para la ponencia política son la presidenta del PP del País Vasco, María San Gil, la presidenta del PP de Girona, Alicia Sánchez-Camacho y el presidente del PP en Canarias y vicepresidente de la Comunidad Autónoma canaria, José Manuel Soria.

Por último, los ponentes de la ponencia económica serán el consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Generalitat Valenciana, Gerardo Camps, la consejera de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo y la diputada del PP por Huelva, Fátima Báñez.

+ Todo sobre el Congreso del PP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: