Íñigo Urquía

Periodista

Cuatro años condenados “a la pena capital”

leave a comment »

Ex alcalde detenidoCuatro años de amenazas, 1.460 días de silencio. Los simpatizantes del PSOE y del PP en Andoain vivieron un calvario durante el mandato de José Antonio Barandiaran (Euskal Herritarrok), detenido este miércoles por su presunta relación con la cúpula etarra, al frente de este consistorio guipuzcoano.

La última legislatura antes de la ilegalización de Batasuna, la que discurrió entre 1999 y 2003, llenó de miedo los ojos de muchos de los 15.000 habitantes de este municipio. “Nos han condenado a la pena capital y en cuanto pueden ejecutan a uno de nosotros”, describía el portavoz socialista Estanis Amutxastegi.

Dos asesinatos, ninguna condena

28 de agosto de 2002, ocho de la tarde. Una turbamulta de 20 personas se dirige hacia la Casa del Pueblo, la sede del PSE-EE. Los ánimos están caldeados en el mundo abertzale radical por la reciente aprobación de la Ley de Partidos, y los manifestantes comienzan a “colocar con cola líquida carteles en los cristales del local” con los lemas “fascistas, precintado, a partir de ahora en Euskadi sois ilegales”. Un exaltado, incluso, golpea con el palo de una escoba a Joseba Pagazaurtundua, jefe de la Policía Municipal y miembro del POSE y de ¡Basta Ya!. Medio año después, el 8 de febrero de 2003, ETA le descerraja cuatro tiros a bocajarro, mientras desayunaba en el bar Daytona.

Intimidados, acosados, con miedo al chivatazo. Muchos vecinos de Andoain sufrieron la persecución nacionalista durante los cuatro años que ostentó Barandiaran el báculo municipal.

Llamadas anónimas, pasquines contra los no nacionalistas y dianas pintadas en los muros señalaban al diferente. Los violentos también lanzaron cócteles molotov y cohetes contra la vivienda del concejal Amutxastegi. Y también quemaron su coche. Y el de su hija.

Otros compañeros de partido y corporación, como José Luis Vela o Antonia Landa, sintieron el azote de los chicos de la gasolina en primera persona. El entonces secretario general de los socialistas guipuzcoanos, Manuel Huertas, lo dejó claro: “Andoain sigue siendo un campo de operaciones del terrorismo”. Incluso el entonces portavoz del PNV, Mikel Arregui, a quien se le acusaba de suave, sufrió ataques.

Mientras tanto, el alcalde y los concejales de EH miraban para otro lado. La kale borroka mordió con fuerza en Andoain, como siniestra heralda de los pistoleros etarras. Durante esta legislatura, la banda terrorista asesinó, ante el silencio de Barandiaran, al periodista de El Mundo y fundador del Foro Ermua José Luis López de Lacalle, el 7 de mayo de 2000, y a Pagazaurtundua.

Después de este atentado, socialistas y populares se dieron la mano para sacar del ayuntamiento a Barandiaran. Sin embargo, la alianza del PSE-EE y del PP para desbancar al primer edil abertzale, que gobernaba en minoría tras ser investido en segunda votación (con cinco concejales de EH, cinco de PNV-EA, cinco de PSOE y dos de PP), chocó con la negativa de la coalición de nacionalistas moderados, que frenó la iniciativa al igual que hizo en el año 2000.

En la siguiente legislatura, en la que las candidaturas de la izquierda abertzale radical fueron anuladas, el PSE-EE logró la Alcaldía.

Detenciones ‘anunciadas’

La Gendarmería francesa y la Guardia Civil han detenido esta semana al primer edil con EH y a su teniente de alcalde, aunque sus arrestos no han sorprendido en Andoain (sobre todo el de la mano derecha de Barandiaran, desaparecida tras la ilegalización de Batasuna).

Educado y ambiguo, Barandiaran Ezama fue concejal de Herri Batasuna durante dos legislaturas (1983-1987 y 1987-1991) y alcalde de este municipio entre 1999 y 2003, mandato durante el que Ainhoa Ozaeta Mendikute fue su principal subalterna.

El abertzale, por ejemplo, se disculpó ante las familias de los dos asesinados por no haber acudido a los funerales (en el primer caso por carta, que luego llegó a los medios de comunicación) e incluso se especuló sobre si él era uno de los alcaldes que pretendían distanciarse de ETA, algo que él negó al decir que esa hipótesis “sólo buscaba dividir” al entorno batasuno.

El entonces primer edil también fue condenado a siete años de inhabilitación por comprar con fondos públicos un ordenador para un dirigente de ETA encarcelado en Francia. El tribunal le consideró culpable de un delito de prevaricación, pero le aplicó la atenuante de haber devuelto el dinero al consistorio.

El aparato, que costó 2.055,72 euros, fue pagado con fondos municipales que fueron entregados a los familiares del ex jefe del aparato logístico etarra Asier Oiartzabal Txapartegi, Baltza, que se encuentra encarcelado en Francia desde septiembre de 2001.

Ozaeta, considerada la mujer que leyó el comunicado de ruptura del “alto el fuego permanente”, es además la compañera sentimental del hijo de Josu Ternera, Egoitz Urrutikoetxea, fugitivo de la justicia francesa desde hace varios años, según fuentes de la lucha antiterrorista.

De hecho, esta mujer llegó a amenazar directamente a militantes socialistas y populares por su rechazo a ETA. “Ateneos a las consecuencias”, advirtió, según fuentes municipales consultadas por Servimedia.

Anuncios

Written by Íñigo

22/05/2008 a 16:42

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: